El Muro Milán es una pared de hormigón especialmente diseñada para servir como parte de la estructura de una construcción subterránea. Básicamente, es el colado de concreto armado que tiene la función de un muro de contención y se usa generalmente cuando hay una alta concentración de personas en las cercanías.

Estos muros son adecuados para la mayoría de los suelos y son de mucha utilidad en trabajos donde hay estructuras ya existentes gracias a que su colocación solamente produce una cantidad de vibración pequeña.

Son utilizados en excavaciones donde una gran cantidad de tierra va a extraerse para contener las paredes circundantes del espacio de donde se extrae la tierra. El Muro Milán es un apoyo que contiene cortes verticales y es aplicable a construcciones civiles en muchas variantes como las obras subterráneas, túneles para metro, cimentaciones de edificios, muelles y canales, entre muchos otros.

¿Tienes un proyecto que necesite de este tipo de técnicas de construcción? ¿Quieres la asesoría de expertos? Entonces comunícate con Driller Cimentaciones y con mucho gusto te ayudaremos.